Nosotros no empleamos la democracia como paso o compás de espera para el socialismo o el comunismo; para nosotros, la democracia es una meta en sí. No queremos pan sin libertad como en Rusia. O libertad sin pan como en otras partes. Queremos ambas cosas. No queremos arrebatar la riqueza a los ricos para dársela a los pobres; lo que perseguimos es crear nuevas riquezas para aquellos que no tienen ninguna. No queremos dictadores desde arriba, como en el fascismo, ni dictadores desde abajo como en el comunismo.

Víctor Raúl Haya de la Torre, entrevista con el periodista Harry Hirschfeld, 23 de abril de 1946.

jueves, 30 de junio de 2011

José Vasconcelos - La Raza Cósmica

José Vasconcelos (1882-1959), político, filósofo, jurista y educador mexicano, representa el nexo entre la generación arielista o del 900 (fiel a las enseñanzas de José Enrique Rodó) centrada en la virtud individual y la difusión de la cultura; y la generación de la reforma universitaria latinoamericana de 1918-1921, cuyos exponentes poco después fueron protagonistas de la lucha antiimperialista que se proyecta entre 1923 y 1930.

En La raza cósmica (1925), Vasconcelos trazó un ideal cultural integrador centrando la identidad de nuestro continente en su vocación mestiza. Sus argumentos siguen siendo valiosos, más aún cuando suelen ser tergiversados por malos lectores contemporáneos, atribuyéndole un indianismo racista que jamás profesó.

Este pensamiento, que podemos leer en forma íntegra consultando el presente texto en PDF, define admirablemente el concepto vasconceliano de dicha «raza cósmica»:

«Dígase lo que se quiera, los rojos, los ilustres atlantes de quienes viene el indio, se durmieron hace millares de años para no despertar. En la Historia no hay retornos, porque toda ella es transformación y novedad. Ninguna raza vuelve; cada una plantea su misión, la cumple y se va. Esta verdad rige lo mismo en los tiempos bíblicos que en los nuestros, todos los historiadores antiguos la han formulado. Los días de los blancos puros, los vencedores de hoy, están tan contados como lo estuvieron los de sus antecesores. Al cumplir su destino de mecanizar el mundo, ellos mismos han puesto, sin saberlo, las bases de un período nuevo, el período de la fusión y la mezcla de todos los pueblos».

Vasconcelos contribuyó a definir el rumbo del pensamiento indoamericanista en la década de 1920-1930 y su lectura sigue siendo sugerente y polémica. Ponemos a disposición del los lectores la primera parte, que define los conceptos generales que desarrollo en su libro.

La fuente de la presente transcripción es una reedición de la primera edición publicada en Madrid en 1925 por la Agencia Mundial de Librería.
Fuente: Proyecto Filosofía en español



3 comentarios:

  1. Felicitaciones por el 'eterno retorno'. Recargados total! Excelente material.

    ResponderEliminar
  2. Que mamados hay que estar para poner al viejo explotador de José Batlle y Ordoñez, aniquilador de la Patria Gaucha, cultor del liberalismo jacobino, con Santa Evita!!

    ResponderEliminar